¿Cómo funciona un motor Ford EcoBoost?

Básicamente es la sincronización de un sistema de inyección de combustible directa junto con turbocargadores dobles que se refrigeran con agua.

¿Cómo conseguir mayor eficacia, desaprovechada en otros sistemas?

Se logra tras la recuperación de energía del escape, que se destina a movimiento, por medio de los turbos. Para la obtención de más potencia se impulsa mayor cantidad de aire al motor a través del sistema de turbocargadores. Y para inducir más cantidad de aire, el compresor intensifica la presión de aire que manda al motor a la vez que un inter-enfriador baja la temperatura del aire antes de que penetre en el motor para que este sea más denso.

Gracias al trabajo en paralelo del sistema de inyección directa junto con los turbocargadores se consigue una eliminación potencial del retraso del turbo cargador, suprimiendo la falta de confort asociada a los motores turbo.

¿Qué ventajas nos ofrece el sistema EcoBoost de Ford?:

Una de sus mayores ventajas es evidente, la combinación de menor consumo y bajas emisiones contaminantes, cualidad que hasta la fecha sólo poseían los modelos con menor cilindrada. Ford EcoBoost nos demuestra que tamaño no es igual a potencia reinventando un motor más ligero y pequeño al que incorporan una serie innovaciones capaces de conseguir un importante ahorro de combustible además de mermar la emisiones de CO2 hasta 99g/km.

Esta tecnología convierte en un tesoro cada gota de combustible y todo esto sin reducir el rendimiento. Gracias al turbo con levas dobles variables se consigue una espectacular potencia par motor, encargada de hacer girar las ruedas, aun a bajas revoluciones y manteniendo máxima potencia. Convirtiendo los motores Ford EcoBoost en dúctiles para carretera, acortando los cambios de marcha. Todo esto permite conseguir potencia inmediata cuando más se necesita, como puede ser en un adelantamiento, ya que la inyección directa de gasolina consigue paliar el tiempo transcurrido entre que pisamos el acelerador y el aumento de presión en la alimentación, efecto denominado “turbo lag”.

Con este sistema de inyección directa Ford consigue una alta eficiencia reduciendo el consumo entre un 20% y un 30% así como una rebaja en las emisiones de dióxido de carbono en un 15% mejorando sus prestaciones.

El motor EcoBoost es una tecnología desarrollada en principio para aumentar la capacidad de los motores en vehículos más pequeños aunque Ford lo tiene implementado prácticamente en el 90% de su flota. Uno de los motores EcoBoost más conocidos dispone de un bloque V6 con 3,5L con doble turbo capaz de otorgar las prestaciones y potencia de un V8, distribuye 355 caballos de potencia y un par motor de 350ib-pie, superando el caballaje del Mustang V8 lanzado en 2005. Esto influye de forma directa en la emisión de partículas contaminantes que quedan reducidas al no desperdiciar tanta energía para mover el vehículo. Para mecánicas más pequeñas existen otros motores EcoBoost como el V4 de 1.6L que aporta 180hp consiguiendo un rendimiento superior a un 2L de aspiración natural.

Por todos estos motivos no es de extrañar que los motores de Ford con tecnología EcoBoost hayan sido premiados internacionalmente como Motor del Año en varias ocasiones desde su implantación.

Dentro de la gama de vehículos con motor Ford EcoBoost nos encontramos:
Motores premiados como el EcoBoost 1.0L con diferentes salidas de potencia (100PS, 125PS, 140PS) utilizado también en nuestros coches de carreras Fiesta. Otras versiones son 1.5, 1.6 y 2.0 que poseen un motor EcoBoost de 2,3L incorporados a vehículos tales como el Mustang o el Focus RS, así como en el F4 de Ford que se utiliza el motor de 1.6L.

Modelos de Ford disponibles con motor EcoBoost:

  • Focus
  • Nuevo C-MAX
  • B-Max
  • Fiesta
  • Mondeo
  • Tourneo Connect
  • EcoSport o Transit Courier / Connect.

Encuentra el vehículo Ford con tecnología EcoBoost que buscas en GP AUNOSA tu concesionario FordStore en Madrid. www.gpaunosamadrid.es