“LA CONDUCCIÓN AUTÓNOMA ES POSIBLE”

Hasta el día de hoy Ford sólo había realizado pruebas de conducción autónoma en carreteras estadounidenses por California, Michigan y Arizona, pero a partir de este año la compañía del óvalo azul tiene previsto iniciar pruebas con vehículos autónomos en carreteras europeas. Las expectativas de Ford para 2017 son aumentar la flota de coches de pruebas por lo menos hasta las 90 unidades para lograr su objetivo de presentar un vehículo autónomo en 2021.

En el año 2012 el primer Ford Fusión Hybrid de pruebas salía a la calle para dar comienzo a la investigación y desarrollo de vehículos con conducción autónoma. Estos primeros años de andadura han servido para explotar lo aprendido y lograr mejorar todas sus secciones.

El último prototipo de este vehículo autónomo de Ford se monta sobre la misma base del Ford Mondeo que el anterior pero con significativos cambios que agudizan su autonomía como son:
  • Mayor capacidad de procesamiento con la incorporación de un hardware nuevo.
  • Mejora de controles electrónicos, muy próximos ya a los niveles necesarios para su producción
  • Ajuste en los sensores para mejorar la visión de lo que rodea al coche. La utilización de sensores LIDAR que poseen un campo de visión mayor permiten la utilización de sólo 2 sensores en lugar de 4 como necesitaba la versión anterior.
  • En los pilares delanteros se encuentran ubicados los radares con un alcance de más de 200 m en 360o.
  • Cámaras: 3 situadas en la barras del techo y 1 montada bajo el parabrisas enfocada hacia adelante encargada de leer señales de tráfico e identificar objetos.
  • Como complemento de las cámaras ante condiciones climatológicas adversas, se instalan radares de largo y corto alcance.

Toda la información que recopilan estos sistemas es enviada al maletero donde se encuentra el cerebro del vehículo, un potente ordenador con capacidad de transmitir por hora más de 1 TB(terabyte) de información.

Esta increíble máquina es la encargada de evaluar la información recibida y tomar las decisiones que enviará como órdenes al Ford Fusión Hybrid para que se convierta en autónomo y sea completamente capaz de circular sin la ayuda del conductor.

Los prototipos autónomos de ensayo necesitan energía eléctrica adicional para poder realizar todas sus funciones de aceleración, freno, dirección, transmisión así como para un perfecto funcionamiento de cámaras, sensores y ordenador. Para conseguir esta energía extra se utilizan las baterías de alta capacidad del Fusión Hybrid y en un futuro se incluirá un generador adicional.

Su estética exterior es prácticamente igual que la del Ford Mondeo Fusión, su única diferencia serían los sensores que se convierten en los sentidos de la vista y el oído para el coche, capacitados para detectar un objeto, averiguar que puede ser y cuál es su tamaño.