Evolución del logo de Ford

Para el estudio de la trayectoria de una gran compañía hay diferentes aspectos que se pueden analizar, incluido la evolución de su imagen como marca su “logo”.
Hasta mediados del siglo XX el logo de Ford era el más importante y reconocido en EEUU, América Latina y Europa, al mismo nivel que el de Coca-Cola.

Henry Ford creó su compañía automovilística con la intención de fabricar coches para todos “Buenos, Bonitos y Baratos” y a esta empresa no dudó en darle su apellido como así sigue siendo después de más de un siglo. En un principio Ford estaba ocupado en sacar adelante la compañía y no creó ningún logotipo, pero sí lo hizo un trabajador que pensó que el marketing también era importante. Este empleado era el jefe de ingeniería Childe Harold Wills quien cuando se presentaba, utilizaba tarjetas de visita con un logo dibujado. En este logo se veía dibujado con letras elegantes el nombre de la compañía Ford Motor Company.

A principios de 1903 la compañía empezó a utilizar este logo creado por Childe Harold en los comunicados emitidos por la empresa y más adelante en el Ford modelo A.

De 1906 a 1910 los modelos de Ford eran ataviados con un logotipo más trabajado, en el aparecían unas alas y las letras “F” y “d” de Ford se presentaban con trazos alargados. En 1907 los fundadores de Ford Motor Company Limited de Gran Bretaña renovaron el diseño sustituyendo las alas por el óvalo, con el que se quería representar a nivel publicitario sello de fiabilidad y economía.

En 1909 Ford patenta su marca en los EEUU, pero no fue hasta dos años después en 1911 que vio la luz el logo en el que aparece la combinación del logo Ford y el Óvalo.

En 1928 se incorpora por primera vez el pantone 294C (Azul) en el fondo del logo y cuarenta y ocho años después en 1976 las letras se cambian a color plata y se centran en el óvalo. Este diseño se convierte en la imagen corporativa, a pesar de haber sufrido pequeños retoques hasta 2003.

Para la celebración de su centenario Ford además del lanzamiento de coches de edición especial o merchandaising conmemorativo también hizo un cambio relevante en su logo, ahora el óvalo aparecía más alargado con fondo brillante con diferentes tonos de azul y las letras de Ford en blanco.

A través de la centenaria historia de Ford se han podido ver otros logotipos diferentes para modelos muy exclusivos como el caballo del Ford Mustang que viene cabalgando desde 1964.